Vitamina D, obesidad y salud osea

Publicado el 13 Abril 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

22

Los últimos estudios han evaluado que niveles más altos de vitamina D, reducirían el dolor en los casos de patologías óseas, como la osteoartritis con gran eficacia puntualmente en personas que son obesas.

Los estudio se publicaron en la revista The Clinical Journal of Pain, donde se planteó que niveles adecuados de vitamina D ayudan en gran medida a los individuos obesos que padecen enfermedades óseas. La vitamina D entre sus funciones se encarga de mantener los niveles adecuados de calcio y fosfato, minerales de cuya correcta concentración depende la fortaleza de la estructura ósea, según explicaron los especialistas de la Universidad de Florida Colegio de Enfermería.

Niveles adecuados de vitamina D puede representar una significativa mejora del dolor en los casos puntuales de osteoartritis, ya que potencia la calidad del hueso y protege la función celular, ayudando así a reducir la inflamación.

Cuando se incrementa el dolor en los casos de osteoartritis, se tiende a producir una limitación de la actividad física o actividades al aire libre, lo conlleva a su vez al sedentarismo y esto a la disminución de los niveles de vitamina D y la obesidad.

La osteoartritis representa la forma más común de artritis, que afecta a millones de personas en todo el mundo, por ello estos descubrimientos se traducen en una forma natural de atacar el problema, que deteriora la calidad de vida y por consiguiente la salud general.

Los alimentos ricos en vitamina D son; salmón, atún, sardinas, camarones, champiñones y las yemas de huevo, así como también se deben tener en cuenta los alimentos fortificados que incluyen a la leche y algunos cereales, yogur y zumo de naranja.

El cuerpo produce de forma natural vitamina D a través de la exposición al sol, por ello se recomienda tomar al menos 15 minutos diarios de luz solar directa en los horarios saludables.

Comentarios

No hay mas respuestas