Una dieta saludable protege de enfermedades renales

Publicado el 19 noviembre 2014
Archivado en Oscar | Salir del comentario

55

Una dieta saludable ha demostrado tener la capacidad de proteger la salud de los riñones, según dos nuevos estudios que han sido evaluados por investigadores de la Universidad Nacional de Irlanda en Galway.

Una dieta de mayor calidad, medida usando 3 sistemas de puntuación diferentes para calidades dietéticas conocidas puede reducir el riesgo de enfermedad cardio-vascular y además se asoció con 23 por ciento de menor riesgo a llegar a necesitar diálisis o morir por causas renales.

Se consideran como dietas de mayor calidad, las que incluyen un alto consumo de frutas, verduras y grasas insaturadas, además los investigadores también descubrieron que una ingesta elevada de sodio se vincula con un mayor riesgo de necesitar diálisis o morir por causas renales.

Por el contrario, un ingesta elevada de potasio se asoció con un menor riesgo futuro a las enfermedades de los órganos y según los nuevos hallazgos los beneficios conocidos de la alimentación saludable muestran que puede proteger de futuros eventos renales importantes.

La modificación de la dieta requiere de un bajo costo y ofrece un elevado potencial para reducir significativamente la posibilidad a desarrollar enfermedad renal crónica, a la vez que brinda protección ante las enfermedades cardiovasculares.

En otro estudio Australiano demostró que la reducción de la ingesta de sal puntualmente reduce la albuminuria o exceso de proteína en la orina, condición que se traduce en un sello distintivo de la disfunción renal.

Para el estudio se evaluaron 120 aldeas rurales de China asignadas al azar con grupos que no tuvieron ninguna intervención o programa de reducción de sodio en 18 meses, otros que recibieron la intervención de una reducción de sodio y que presentaron un 33 por ciento de menor probabilidad a tener albuminuria, en comparación con las personas en las aldeas de control.

Los especialistas aclararon que la cuestión fundamental es; si la reducción de sal en la dieta también protegería contra el daño renal progresivo y si lo hiciera, las intervenciones dietéticas en la comunidad presentarían un nuevo método para mejorar la salud de los riñones con un costo relativamente bajo.

Los estudios se presentaran en el Centro de Convenciones de Pennsylvania en Filadelfia, Pensilvania.

Comentarios

No hay mas respuestas