Tu piel al Sol

Publicado el 7 Junio 2010
Archivado en María Becerril | Salir del comentario

Hay muchos factores propios de la estación estival que hacen que nuestra piel se torne más brillante y bonita gracias a los efectos del sol. Pero las agresiones de la exposición prolongada, el cloro o el sudor, hacen que se resienta si no nos ocupamos de limpiarla, hidratarla y protegerla adecuadamente. Hay dos medidas que te recomiendo para mantenerla a tono:

Tener a mano siempre un protector solar. El FPS es un índice que nos indica cuánto tiempo podemos exponernos al sol sin riesgo de quemaduras. Si una persona puede exponerse al sol el primer día 10 minutos sin tener enrojecimiento ni quemaduras, un FPS 15 utilizado adecuadamente la protegerá del sol durante 150 minutos (10×15).

– Después de la exposición al sol, ducharse con agua templada retirando los restos de crema y aplicando un aceite esencial o crema de aloe.

Las cremas que contienen Aloe Vera poseen unas propiedades excepcionales. El nombre del Aloe Vera se sostiene que es árabe, “alloeh” significa amargo y brillante. “Vera” parece que proviene del latín y significa verdad, así seria una amarga y brillante verdad la que esconde dentro.

Comentarios

No hay mas respuestas