Sensibilidad dental, 3 soluciones naturales

Publicado el 24 septiembre 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

55

La sensibilidad dental se traduce en una sensación incómoda que se produce cuando un diente recibe un efecto térmico, tanto de frio o calor por ingesta de bebidas o alimentos, así como también por un exceso de acidez o dulzor, manifestándose en forma de molestia hasta un dolor agudo, generado por la reacción de los nervios dentales.

Las causas de la sensibilidad dental se basan en la falta de esmalte protector sobre los dientes que expone a la capa dentina, así como la retracción de las encías, que dejan expuesto al nervio. Aquí les brindamos 3 recursos naturales o hierbas muy eficaces para hacerle frente al problema, hasta que se consulte a un profesional y son las siguientes;

Canela: esta especia aromática es un gran bactericida natural y cuando se combina con clavo de olor, se considera como uno de los mejores remedios para dientes sensibles. Se utiliza hirviendo la canela con clavos de olor, para una vez tibio el preparado utilizarlo para hacer buches y gárgaras dos veces al día. Masticar dos a tres gramos de la corteza con regularidad, es uno de los remedios naturales ideales para prevenir la caries dental, siendo muy eficaz como analgésico cuando usted experimenta cualquier dolor en la boca.

Tomillo: esta hierba aromática es uno de los bactericidas y antibióticos naturales más poderosos, además de tener la capacidad de mejorar el sistema inmunológico, por ello un té de tomillo es muy beneficioso para tratar cualquier trastorno oral. Tomar una taza por la mañana y otra por la tarde es lo recomendable, ya que no hay que excederse. El tomillo en resumen en un gran bactericida y refrescante del aliento, al mismo tiempo que reduce la sensibilidad de los dientes.

Árnica: esta planta es una de las mejores hierbas para calmar el sistema nervioso, reducir la inflamación y el dolor, ya que brinda alivio instantáneo. Es muy eficaz para dientes sensibles, cura heridas de la boca y alivia la inflamación de las encías. Se recomienda utilizar gel de árnica en forma externa, que se puede extraer de la planta para aplica de forma tópica o sea directamente sobre el área sensible.

Comentarios

No hay mas respuestas