Semillas del loto, para rejuvenecer

Publicado el 22 Enero 2014
Archivado en Oscar | Salir del comentario

09

Las semillas de la flor de loto son comestibles y utilizadas desde la más remota antigüedad por la Medicina Tradicional China para tratar una variedad de dolencias, pero estudios nutricionales llevados a cabo en occidente han determinado además que estas maravillosas semillas son extremadamente ricas en antioxidantes y una enzima particular que  retrasa el envejecimiento prematuro.

Como medicina natural las semillas de loto según la técnicas de curación orientales se utilizan para tratar problemas cardíacos, tonificar el bazo y los riñones, prevenir el insomnio y calmar los nervios, pero además son astringentes y por ello muy indicada para los procesos diarreicos y mejorar la condición digestiva general, por todos estos beneficios y muchos más la flor de loto es venerada por las corrientes religiosas de todo oriente, donde además se le atribuyen poderes místicos, pero por sobre todo se la relaciona con la pureza del ser.

Algo para destacar como un cualidad interesante es que se ha encontrado semillas de loto en china con más de 1000 años de antigüedad y los científicos la hicieron germinar, es el único caso en el que se ha producido semejante poder biológico, según el informe publicado en American Journal of Botany y tal vez ésta sea una explicación del por qué son veneradas en oriente.

Las semillas de loto contienen una enzima llamada Metiltransferasa L-isoaspartyl, la cual participa en la reparación de las proteínas dañadas por la edad y a la que se le atribuye la longevidad que puede mantener la semilla como explicación a lo mencionado anteriormente, por lo tanto esta semillas guardan en su interior la fuente de la juventud, para comprenderlo a modo popular y por ello en la actualidad se han comenzado a elaborar productos cosméticos con su principio activo.

En oriente se comercializan las semillas de loto para consumo con distintas formas de preparación, tanto para la elaboración de platos gastronómicos, como a modo de golosinas.

Comentarios

No hay mas respuestas