Seguros con nuestra salud

Publicado el 7 octubre 2014
Archivado en Raúl | Salir del comentario

A finales de año las compañías de seguros tienen que cumplir los objetivos y por eso lanzan una gran cantidad de ofertas con precios muy bajos en sus seguros médicos o de salud. Estos precios tienen como objetivo captarnos como clientes con un precio muy ventajoso.

seguro de vida1

En Seguros Médicos Segurchollo nos gustaría advertirte de esta práctica para que estés prevenido y puedas evitar este tipo de seguros médicos, o al menos saber a lo que te atienes cuando contratas uno de ellos.

Tienes que saber que un seguro médico de calidad tiene un precio acorde al servicio que da. Si este es de calidad el precio no es bajo, de manera que si te ofrecen un seguro muy barato, o no es de calidad o te están engañando de alguna forma.

El engaño no viene porque el seguro de salud se desentienda a la hora de atenderte, sino que la contrapartida a un precio tan bajo casi siempre viene a la hora de renovar nuestro seguro, que es cuando empiezan los problemas.

Uno de los problemas con las exclusiones, que en estos seguros de precio bajo suelen ser numerosas, por lo que podemos encontrarnos que a la hora de renovar la póliza nos llegue una carta de nuestro seguro diciendo que no nos van a renovar más, lo que significa que tendremos que buscar otro seguro médico, con las molestias que ello conlleva.

Otro de los problemas que solemos encontrarnos en estos seguros médicos es el precio de la renovación. Nosotros firmamos una póliza con un precio promocional bajo, y pensamos que a la hora de la renovación apenas va a subir.

La realidad es la contraria, o lo que es lo mismo, que a la hora de renovar nos encontramos con un precio astronómico que tenemos que pagar, pues si no hemos avisado con dos meses de antelación la compañía nos puede reclamar el dinero por vía judicial.

Por eso, mi consejo es que cuando contratéis un seguro de salud lo hagáis con una compañía reconocida y huyáis de las promociones y de los precios excesivamente bajos. Lo mejor es hablar con vuestro agente para que os aseguren que el precio de renovación va a ser el mismo año tras año o que la subida será mínima, para evitar sorpresas.

De igual forma, tenemos que hablar con el agente de las exclusiones, y firmar una póliza en la cual las mismas sean mínimas o casi inexistentes, todo con el objetivo de evitar sorpresas nada agradables a la hora de la renovación de nuestro seguro de salud.

Comentarios

No hay mas respuestas