Salud y personalidad, dos caras de una misma moneda

Publicado el 17 Diciembre 2014
Archivado en Oscar | Salir del comentario

11

Una nueva investigación ha determinado que nuestro sistema inmune encargado de las defensas orgánicas, es vulnerable a nuestra personalidad, o sea que ésta influye en su funcionamiento.

Los investigadores han descubierto que las personas con personalidades extrovertidas, presentan sistemas inmunológicos más fuertes, por lo tanto hacen frente con mayor eficacia a la infección, en comparación con aquellos que son más prudentes, según los resultados obtenidos.

Los especialistas plantean que la extraversión se asoció muy significativamente con un incremento de la expresión de genes pro inflamatorios y que una condición más consiente se relacionó con una reducción expresión de genes pro-inflamatorios.

Los resultados obtenidos afirman la existencia asociaciones fuertes entre los aspectos del carácter humano, la salud física y la longevidad. Los investigadores examinaron esta relación entre ciertos rasgos de personalidad y la expresión de genes que puede influir sobre el estado de salud, ya que intervienen en el control de la funcionalidad inmunológica.

En la evaluación se utilizó la tecnología de micro rayas de alta sensibilidad, con la que se examinó la relación entre los cinco grandes rasgos de la personalidad humana y dos grupos de genes activos localizados en las células blancas de la sangre (leucocitos) que involucra a la inflamación y otro que involucran respuestas antivirales y anticuerpos.

En el estudio las personas involucradas debieron completar un test de personalidad, con el que se buscó medir los cinco tipos principales de personalidad, a saber; la extraversión, el neuroticismo, la apertura, la cordialidad y la escrupulosidad. De los resultados obtenidos se destacó el caso de la personalidad extrovertida, que demostró tener un sistema inmune más fuerte que las demás formas de personalidad.

Si bien las personas más cuidadosas deberían estar menos expuestas a las infecciones, justamente por ser más cautelosos en sus actividades, presentaban un sistema inmunológico que respondía con menor eficacia ante las patologías. El estudio fue publicado en la revista Psychoneuroendocrinology.

Comentarios

No hay mas respuestas