Rejuvenecidos tras el balneario

Publicado el 19 agosto 2012
Archivado en Clara | Salir del comentario

Estamos viendo estos días como las familias tienen que recortar el presupuesto en vacaciones, y las estancias largas son cada vez más raras. Aún así, la crisis no tiene por qué acabar con nuestras posibilidades de ocio, y más con las ofertas fin de semana en Spa, con las que podemos pasar un fin de semana relajante por poco dinero.

Los beneficios de balnearios y de los Spa están demostrados científicamente, de manera que son los médicos los que recomiendan acudir a un balneario para paliar los síntomas de algunas dolencias, sobre todo a personas de la tercera edad, para las cuales las comunidades autónomas suelen tener programas de terapia termal.

Los balnearios, dependiendo de su tipo de agua, son buenos para las dolencias que tienen que ver con el aparato locomotor, como la artrosis o el reuma. Está comprobado que las aguas termales mitigan durante un tiempo los dolores asociados a estas patologías.

También son buenos para patologías asociadas a los músculos, ya que los chorros de agua y los baños de burbujas ayudan a relajar los músculos, por lo que las dolencias desaparecen o mejoran bastante.

Igualmente, las personas que problemas respiratorios también encuentran alivio en los balnearios, en los que las aguas y vapores ayudan a mejorar estas enfermedades, ya que la humedad es buena para todas las personas con problemas al respirar.

Los problemas de piel también encuentran soluciones en estos lugares, sobre todo en los balnearios que tienen aguas sulfurosas, es decir, aguas con alto contenido en azufre, ya que este elemento químico se usa para tratar la dermatitis o la psoriasis.

España es un país afortunado en la oferta de hoteles con spa y balnearios. Todas las Comunidades Autónomas cuentan con oferta de hoteles con spa y, en no pocas, las aguas tienen propiedades minerales adecuadas para curas… hablamos en este caso de balnearios.

Muchos recordarán los tiempos en que la selección Española de fútbol pasaba sus jornadas de pretemporada antes de mundiales o europeos en un hotel balneario gallego, si bien el uso de las aguas termales se remonta a tiempos muy antiguos… sólo nos queda pensar en los romanos y su gusto por las termas para entender mejor el gusto por los balnearios del hombre.

Si bien las instalaciones suponen una fuerte inversión en las instalaciones, es cierto que muchos establecimientos consiguen, en especial en tiempos de crisis,  propuestas que combinan estancia y tratamientos a precios, en ocasiones, razonables…

Comentarios

No hay mas respuestas