Problemas de salud motivados por los sujetadores

Publicado el 13 mayo 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

15

Según nuevas estadísticas, la ropa interior de tamaño incorrecto, particularmente los sujetadores, se relacionan eventualmente con una multitud de problemas y molestias para la salud.

Una encuesta realizada sobre más de 1.400 mujeres asiáticas, encontraron como factor común las dolencias relacionadas con los sujetadores equivocados en tamaño, responsables de problemas tales como; irritación de la piel o erupciones motivadas por la fricción como una de las mayores causas a su vez de manchas oscuras debajo de los senos, dijeron los especialistas.

Las erupciones debajo de la mama se pliegan y desarrollan debido a las alergias al material del sujetador, en particular el material sintético o encaje, así como también por infección micótica o por hongos, debido al exceso de sudoración.

Los sujetadores con aros pueden generar un dolor constante, ya que el aro se asoma debajo de la mama y si bien brindan una mejor sensación de apoyo, con el tiempo producen fricción y molestias, que si no se elige otra opción derivan en dolores crónicos.

Según la encuesta, el 36 por ciento de las mujeres hizo referencia a que experimentaron dolor por el aro, además de otra razón principal que era el tamaño reducido del sujetador. Un especialista en ginecología planteó que el 80 por ciento de las mujeres como regla general usan sostenes de tamaño incorrecto, lo que motiva la presión de los aros sobre el tejido mamario, en lugar de abrazar la caja torácica, dijeron los especialistas, que agregaron además la responsabilidad de causar problemas digestivos debido a la compresión del plexo neuro-linfático, ubicado en el lado izquierdo cerca del diafragma.

Existe una preocupación creciente en los medios de comunicación relacionada con los sujetadores mal ajustados y una mayor incidencia de cáncer de mama, que motivarían una obstrucción de las vías linfáticas de las mamas y acumulación de toxinas que drenan los senos, sin embargo, esto no es posible ya que el flujo linfático se dirige hacia la axila, haciendo poco probable la teoría, concluyeron los investigadores.

Comentarios

No hay mas respuestas