Pecas, sus tipos y origen

Publicado el 11 noviembre 2016
Archivado en Oscar | 1 comentario

15

Las pecas representan esas pequeñas manchitas por lo general de forma circular, que tienen el diámetro o tamaño aproximado a la cabeza de un clavo, distribuyéndose en la piel tanto en forma agrupada como dispersa, manifestándose comúnmente en la parte superior del cuerpo y pudiendo aparecer a partir del primer año de vida.

El color de las pecas suele ser uniforme, pero pueden variar en su tonalidad, así por ejemplo; encontramos pecas de color rojizo, amarillo, bronceado, marrón claro, oscuro o hasta negras. Su color se intensifica después de exponerse al sol en los meses calurosos y a la inversa o sea que se aclaran en las épocas de frio, siendo más comunes en individuos de piel clara y cabellos rubios o rojizos.

El origen de las pecas se traduce en un incremento pigmentario generado por la melanina, existiendo dos tipos básicos que son las simples y las originadas por el efecto de la radiación solar. Las simples por lo general son pequeñas y redondas, pero las originadas por el sol, presentan bordes irregulares o dentados y su tamaño es mayor al de la cabeza de un clavo, además de ser más oscuras, cubriendo principalmente los hombros y la espalda alta.

Otro factor que motiva su origen es el hereditario, o sea que son genéticamente heredadas, llegando al punto ser casi idénticas su cantidad y distribución según los demostraron estudios llevados a cabo sobre hermanos gemelos. Lo que debemos tener en cuenta es que las pecas son muy bien aceptadas a nivel estético y por ello no representan un problema en este nivel.

Comentarios

Una respuesta para “Pecas, sus tipos y origen”

  1. Bitacoras.com on noviembre 11th, 2016 15:30

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Las pecas representan esas pequeñas manchitas por lo general de forma circular, que tienen el diámetro o tamaño aproximado a la cabeza de un clavo, distribuyéndose en la piel tanto en forma agrupada como dispersa, manifes…

No hay mas respuestas