No dejes que el frío irrite tus manos

Publicado el 2 diciembre 2010
Archivado en Raquel | Salir del comentario

El frio del invierno, el viento gélido, la humedad resecan e irritan una de nuestras partes más sensibles: las manos, provocando rajas o heridas que por pequeñas no dejan de ser molestas.

Las cremas hidratantes o las específicas para las manos nos alivian, pero su efecto dura muy pocas horas.

Te propongo probar estos sencillos consejos, notarás como tus manos recuperan su aspecto hidratado.

Este es el más sencillo, pero no por ello el menos efectivo. Pela un aguacate y extrae la pulpa. Después añade dos cucharadas de miel y bátelo todo hasta obtener una pasta homogénea. Aplica una capa fina de sobre las manos. Masajea bien para conseguir que penetre. Tras unos cinco minutos retira con agua templada. Repite esto durante dos, tres días, y después tira la pasta.

Lava y pela una patata mediana. Hiérvela en agua durante cinco minutos. Después haz un puré con la patata añadiendo dos cucharadas de leche y miel. Guarda la mezcla en un envase de crital. Aplícatela dos veces al día, una por la mañana y otra antes de ir a dormir.

En un vaso, vierte aceite de oliva y déjalo macerar durante dos semanas mezclado conun puñado de pétalos de rosas y la piel o cáscara de un limón. Tras las 2 semanas lo colamos y ya podemos aplicar un par de veces al día sobre esas manos agrietadas.

Además no olvides evitar el contacto constante con el agua ya que tiende a rescar las manos. Cuando friegues usa siempre guantes. Evita ademas usar secadores de mano, es mejor el papel higiénico. Utiliza guantes de algodón durante el invierno para evitar la irritación y las heridas. Y por supuesto mezcla todo lo anterior con tu crema de manos , y si puedes llevar un botecito siempre contigo mejor que mejor.

Comprobarás como tus manos tienen un aspecto más hidratado y sano.

Comentarios

No hay mas respuestas