Miel, la medicina natural más antigua

Publicado el 7 Marzo 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

La miel fue utilizada desde los comienzos de la humanidad no solo para la nutrición sino como una poderosa medicina para tratar distintas dolencias, así por ejemplo los egipcios la utilizaban para la preservación en el proceso de momificación, curar heridas, tratamientos de belleza, bebidas energéticas, etc.

La miel es producida por abejas y sus beneficios medicinales dependerá de su procedencia o sea de tipo de flor que la abeja haya elegido, así por ejemplo en Australia es muy famosa la miel de Manuka, ya que las abejas elaboran su miel a partir de las flores de este árbol, y cuyas propiedades cicatrizantes han demostrado ser excepcionales, por ello desde hace años se expende esta miel en farmacias, como un medicamento más.

La miel se compone principalmente de azúcar y distintos nutrientes, como proteínas, pero además su composición química compleja ha demostrado tener poderosos efectos antibacteriales, por ello ha sido utilizada durante siglos por sus propiedades curativas y de salud. Cuando las bacterias peligrosas entran al cuerpo puede causar muchas enfermedades, a través de infecciones como las producidas comúnmente en el tracto urinario o en los oído, para cuyo tratamiento se requiere de agentes antibacterianos que se encargarán de destruir dichas bacterias y la miel cumple con creces esta función reconocida por la ciencia médica desde 1892, con la cual atacó bacterias mortales, tales como los que pueden dar lugar a SARM y otras infecciones por estafilococos.

Los antioxidantes se asocian a menudo con las frutas y las verduras, pero la miel es otra fuente notable de estos compuestos antioxidantes naturales que sirven para varios propósitos curativos en el cuerpo, ya que pueden neutralizar los radicales libres o moléculas capaces de dañar las células llegando hasta el ADN y por lo tanto pueden conducir a infecciones o cáncer. También los antioxidantes contenidos en la miel han demostrado tener poderosos efecto anti-agin, lo que se traduce como capacidad para evitar el envejecimiento prematuro.

Comentarios

No hay mas respuestas