Mascarillas de oro para la piel

Publicado el 2 Diciembre 2011
Archivado en Silvia | Salir del comentario

¿Os imagináis por un momento cual Cleopatra disfrutando de los maravillosos beneficios del oro a través de una deliciosa mascarilla del dorado metal?. Pues aunque pueda parecer algo inaccesible o improbable, lo cierto es que la técnica de utilización del oro en los tratamientos de belleza está dejando de ser algo irreal o lejano para el común de los mortales. Sus beneficios para la piel son incontables, logra mejorar la elasticidad de la dermis, la rejuvenece y la ilumina.

Disfrutar de una mascarilla facial o corporal de uno de los metales más preciados es todo un privilegio cada vez más usual entre todas aquellas personas que lo pasan en grande cuidando su aspecto. Y aunque los tratamientos están cada vez más extendidos entre los centros de belleza, la joya de la corona es la mascarilla facial realizada con láminas de oro. Un tratamiento que en contacto con la piel estimula la producción de colágeno, aportándole una suavidad extra, rejuveneciéndola y ayudando a retrasar y en algunos casos eliminar la aparición de arrugas.

El proceso de este increíble tratamiento de belleza consiste en la aplicación sobre el rostro de láminas de oro de nada más y nada menos, 24 kilates. Éstas son colocadas con mucho cuidado de no arrugarse cubriendo en su totalidad la piel del rostro. Se deja que actúen durante al menos 15 minutos y luego son retiradas con mucho cuidado para finalizar con un estimulante masaje en la zona tratada. De este modo, se potencian los efectos provocados por la mascarilla al estimular la circulación sanguínea.

Uno de las grandes ventajas de este tipo de tratamientos es que puede aplicarse sobre todo tipo de dermis ya que el oro no produce ningún tipo de reacción alérgica. La pega, lógicamente está en el precio. Aunque cada vez más accesible sigue siendo demasiado elevado.

Comentarios

No hay mas respuestas