Los mejores alimentos para cuidar la salud renal

Publicado el 10 junio 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

Una vez que el cuerpo ha obtenido todos los nutrientes de los alimentos consumidos, los riñones se encargan de eliminar los residuos, por lo cual desempeñan un papel vital para mantener la salud general.

Cuando los riñones no están funcionando correctamente, nuestro cuerpo está en riesgo de padecer diversas enfermedades, siendo probable entonces que se deba cambiar la dieta, ya que nutrientes como el sodio, el calcio, las proteínas, el fósforo y el potasio, afectan negativamente a la salud renal, situación que requiere de elaborar un dieta especifica donde estos nutrientes estén limitados al máximo.

La clave para recuperar y mantener la salud de los riñones se basa en lograr un equilibrio entre los nutrientes esenciales, ya que demasiado o muy poco de un nutriente, puede provocar una falla renal, así por ejemplo demasiado o muy poco potasio en el cuerpo puede dañar los riñones, por ello la recomendación de consumo diario para los adultos es de 2.000 mg de potasio al día, según la Universidad de Maryland, para que no sea perjudicial a la salud.

El exceso de sodio, que se encuentra principalmente en la sal, tiene la capacidad de elevar la presión arterial y esta situación afecta a la salud renal, además de otro órgano. Según la Asociación Americana del Corazón, la recomendación diaria para el consumo de sodio debe ser menos de 1500 mg. El exceso de fósforo y calcio en la dieta puede dañar a los riñones y a los huesos, por ello se recomienda como parámetro saludable el consumo de 1000 mg diarios.

Los riñones necesitan proteínas para funcionar correctamente, pero es importante su calidad o fuente de obtención, ya que la proteína animal por ejemplo obliga a los riñones a trabajar en exceso y su consumo excesivo puede provocar cálculos renales, por lo tanto se deberá limitar al máximo la ingesta de este tipo de proteína. Se recomiendan como fuentes seguras el consumo de carnes magras como pollo, pavo y pescado, así como la contenida en fuentes vegetales como los granos, soja, porotos, semillas.

Comentarios

No hay mas respuestas