La sinusitis, un problema respiratorio común

Publicado el 6 Junio 2013
Archivado en granfjsh | Salir del comentario

El asma, la fiebre, los pólipos nasales y las enfermedades pulmonares derivadas en gran medida del consumo de tabaco suelen ser las principales causas de la sinusitis, una inflamación de las cavidades nasales. En algunas ocasiones no somos conscientes de que la padecemos, por lo que es aconsejable tener en cuenta algunos síntomas como el dolor de oídos, garganta, vómitos, cansancio; inflamación por la zona de la frente y de los ojos o dificultados respiratorias que derivan en una secreción nasal verdosa.

Cuando notemos esa sintomatología, debemos dirigirnos al especialista, el otorrinolaringólogo, que nos examinará las cavidades nasales, ojos, garganta y nariz y que si fuera necesario, nos realizará pruebas de alergia o alguna resonancia. Por ello, es tan importante el diagnóstico como el tratamiento de la sinusitis crónica. El primer paso será disminuir la inflamación de la zona con métodos tan sencillos como la aplicación de aerosoles salinos para descongestionarla y combatir así uno de los principales problemas respiratorios.

Incluso, si así lo requiriera el paciente, se podría optar por la cirugía, ya que muchos de los afectados por la sinusitis crónica tienen más de una causa de las que predisponen al sistema para desarrollar este problema respiratorio. De ahí se desprende que muchas veces es insuficiente curar uno solo de esos síntomas, ya que hay más motivos por los que el paciente tiene sinusitis, es ahí cuando la situación se complica y se empiezan a barajar otras posibilidades como la de la cirugía.

Hay que tener en cuenta que no tratarse adecuadamente esas infecciones o inflamaciones anómalas es lo que puede desencadenar una fuerte sinusitis y que incluso puede acarrear un alto riesgo para el paciente y provocarle situaciones tan desagradables como ceguera o meningitis. Por tanto, es primordial atacar a los virus y a las bacterias causantes de este problema, ya que su detección a tiempo puede ayudarnos a sobrellevar la enfermedad mucho mejor y con más garantías de salud.

Otro de los hándicaps con los que se encuentran los médicos a la hora de prevenir esta y otras enfermedades es el miedo a perder el trabajo. Sin embargo, cabe concienciar a la población en general de que una detección a tiempo y un tratamiento adecuado pueden ayudarnos a hacer una vida más o menos normal. Es en este punto donde la diligencia del paciente es de gran importancia.

Comentarios

No hay mas respuestas