La risa, un poderoso factor de salud

Publicado el 17 Mayo 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

Los científicos han estudiado los efectos neurológicos de la risa evaluando sus efectos psicológicos, fisiológicos y neurológicos, obteniendo como resultado que tiene la capacidad de estimular el cerebro a través de las hormonas que controlan los estados de ánimo, el estrés, la presión arterial y la respuesta inmune, efecto que se traduce en salud.

Remontándonos a la historia fue Norman Cousins, un laico sin formación médica previa quien sugirió que el humor puede mejorar la salud física a través de efectos milagrosos sobre el cerebro, basándose en un ejemplo centrado en que al diagnosticar un espondilitis anquilosante, una enfermedad inflamatoria crónica, que puede causar que las articulaciones de la columna vertebral se fusionen, la invención de un sistema de curación que combina grandes cantidades de vitamina C y el humor, lo recuperó de casi la parálisis y escribió el libro “Anatomía de una enfermedad“.

Más tarde utilizó el mismo método para recuperarse de un ataque al corazón, con resultados igualmente positivos y por ello su trabajo fue publicado en el prestigioso New England Journal of Medicine.

El Dr. Lee Berk, un inmunólogo de la Facultad de Salud Aliada y Medicina de la Universidad de Loma Linda, ha estudiado los efectos de la risa alegre en la regulación de las hormonas desde los años 1980 y Berk junto a sus colegas encontró que la risa ayuda al cerebro a regular las hormonas del estrés (cortisol) y la epinefrina. También descubrieron un vínculo entre la risa y la producción de anticuerpos y endorfinas o analgésicos naturales del cuerpo.

Los especialistas explican que el humor también ayuda al cerebro a regular los niveles de dopamina, según informa un equipo de investigación de Stanford, en la edición de la revista Neuron. La dopamina también conocida como “la hormona de recompensa”, es un neurotransmisor que regula el estado de ánimo, la motivación, la atención y el aprendizaje.

Psicológicamente, la dopamina provoca una sensación de placer y el equipo de Stanford encontró que las historietas divertidas activan un conjunto de áreas en el sistema límbico del cerebro que están crucialmente implicadas en la regulación de la dopamina. Los resultados indican que el humor puede tener efectos positivos no sólo en el estado de ánimo, sino también en la motivación y el aprendizaje.

Comentarios

No hay mas respuestas