Gluteoplastia

Publicado el 19 noviembre 2012
Archivado en General | Salir del comentario

La diferencia entre verse bien y verse espectacular, es grande. En este caso, vamos a hablar de un tema muy interesante y perfecto para aquellos quienes no disponen de una gran seguridad a la hora de verse de  espalda al espejo: el aumento de glúteos.

Primero que todo debemos quitar un mito que circula hace años a través de los medios de comunicación, y es que no es peligroso.  Existen dos opciones para mejorar la forma y el volúmen de nuestros glúteos a través de cirugía estética invasiva. La primer opción,  siempre que sea posible y que el cuerpo lo permita, es tomar la grasa que se encuentre en la parte posterior alta y baja de la espalda y  utilizarla para un relleno bajo un procedimiento especial. Sólo se procede a la segunda y última opción, respaldada por la  Organización  Mundial de la Salud (OMS), cuando no podemos encontrar una cantidad suficiente de grasas en el cuerpo como para  volver a  introducirla, por ende se debe insertar un implante de glúteos.

Al tomar una primer consulta, se realiza un análisis anatómico para evaluar que está faltando, que es lo que sobra y donde hay que  poner la grasa o material. Por lo tanto, la gluteoplastía, es una combinación de una liposucción con lipoinyección en áreas específicas  de los glúteos. Tenemos varios tamaños de glúteos, se le ofrece libertad al paciente escoger el tamaño pero no se recomienda uno  mayor de trescientos gramos. El procedimiento en el quirófano dura unas pocas horas y requiere de, mínimo, un día de internación.  Una vez que el paciente se retira del sanatorio, deberá hacer reposo durante siete días sin excepción y con los cuidados indicados por  el médico. A la tercer semana se debe comenzar lentamente a realizar ejercicios. La anestesia suele ser general, aunque si el paciente  así lo desea se puede inyectar de forma local. Este clásico tratamiento, por mas invasivo que sea y como toda cirugía, no es peligroso  si ponemos en práctica los cuidados previos necesarios para la recuperación del cuerpo. Así que ya sabes, si deseas tener una figura  espléndida y no estás conforme con tu trasero, consulta ya a tu médico y obtén el cuerpo que siempre soñaste.

Comentarios

No hay mas respuestas