Formas para identificar síntomas bipolares

Publicado el 13 mayo 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

Los hombres y mujeres pueden presentar síntomas del trastorno bipolar en formas muy diferentes, particularmente las mujeres son mucho más propensas a experimentar un ciclo rápido, cuando se trata de trastornos bipolares, lo que significa que pueden presentar al menos cuatro casos de manía, hipomanía y depresión en un solo año.

También esta rapidez al manifestar ciclos bipolares se presenta en el embarazo, así como las razones por las cuales las mujeres son más susceptibles a los ciclos rápidos puede tener algo que ver con el aumento de riesgo a padecer afecciones derivadas del hipotiroidismo.

Los trastornos bipolares se encuentran entre los más frecuentemente diagnosticados en el campo de la salud mental y todo el mundo siente los cambios de humor de vez en cuando. Un trastorno bipolar sin embargo se caracteriza por cambios de humor tan severos que interfieren con la capacidad para pasar el día sin mayores ajustes en el comportamiento.

Además, la manía y la depresión deben estar presentes cuando estamos frente a un trastorno bipolar y es sorprendente la cantidad de casos de depresión clínica que se diagnostican como trastornos bipolares, lo que se traducen en que algunas personas no están recibiendo atención médica por ellos.

La manía es definida por síntomas tales como extraordinariamente altos niveles de energía y euforia, a menudo acompañados por hablar excesivamente y exceso de actividad general. Ideas o ambiciones grandiosas a menudo se revelan durante la fase maníaca del trastorno bipolar y estos comportamientos son usualmente vistos como fantásticos o realistas por otros.

En el caso de las mujeres que experimenta una fase maníaca pueden no parecer felices o positivas, ya que la irritabilidad, la impaciencia, el insomnio y la inflada autoestima también son comunes. Comportamientos típicos durante la manía incluyen comportamientos impulsivos, como iniciar proyectos sin planificación o recursos adecuados, salidas de compras compulsivas e incluso la participación en la promiscuidad sexual.

Comentarios

No hay mas respuestas