Estres, el enemigo de la digestion

Publicado el 19 Febrero 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

22

El estrés impacta sobre nuestra salud de forma multifactorial, por ello es considerado un síndrome, pero una de las áreas que se ven más perjudicadas con su presencia es la digestión.

El impacto de estrés puede afectar al sistema digestivo en todos sus niveles, provocando una gran variedad de problemas entre los que se incluyen; indigestión, náuseas, ardor de estómago, inapetencia, dolor de estómago y el síndrome del intestino irritable.

Distintos estudios llevados a cabo han encontrado una conexión compleja entre el cerebro y el sistema digestivo, la cual afecta o sensibiliza al estado de ánimo. Como dato a tener muy en cuenta; tanto el estómago como los intestinos poseen más células nerviosas que toda la médula espinal y hay varios nervios que van desde el cerebro hasta el sistema digestivo y el 95 por ciento de la serotonina que produce el cuerpo, que es una hormona que regula el estado de ánimo, se encuentra en el sistema digestivo y no en el cerebro.

La digestión se encuentra controlada por el sistema nervioso entérico, que se compone de millones de nervios comunicado con el sistema nervioso central, por ello cuando nos estresamos el cuerpo centra toda su atención en seguir con vida, descuidando la digestión que pasa a un segundo plano.

Cuando esto sucede se cierra el flujo de sangre al sistema digestivo y esto interfiere con las contracciones de los órganos digestivos, disminuyendo a la vez la secreción de enzimas digestivas.

El cerebro libera varias hormonas que causan estragos en el sistema digestivo, así por ejemplo los esteroides pueden estimular a sentir un hambre voraz, enfocado al consumo de alimentos tales como; chocolate, patatas fritas y otros alimentos chatarra cuando se atraviesa por un estado de estrés.

Efectos negativos del estrés sobre la digestión:

– Puede causar espasmos esofágicos

-Puede aumentar la producción de ácido en el estómago, conllevando a la acidez y ardor de estómago (gastritis).

-Puede afectar al funcionamiento del colon, provocando ya sea estreñimiento o diarrea

-Puede hacer más susceptible a las infecciones digestivas

-A largo plazo, puede provocar el síndrome de intestino irritable.

Comentarios

No hay mas respuestas