El maquillaje ideal para viajar

Publicado el 11 agosto 2011
Archivado en Silvia | Salir del comentario

En general, las mujeres cuando planeamos un viaje solemos llenar la maleta de una cantidad indecente e innecesaria cantidad de prendas. Muchas de ellas suelen volver intactas a la vuelta porque ni si quiera hemos tenido la ocasión de ponérnoslas. Solemos tener el pensamiento generalizado que es preferible llevar ropa de más por si a caso y no nos damos cuenta de que para lo único que nos sirve esta manera de pensar es para ocupar espacio que podríamos ocupar con otras cosas. Exactamente lo mismo nos ocurre a la hora de organizar nuestro neceser y llenarlo con nuestros cosméticos. Debemos aprender que en este tipo de situaciones hay que encontrar la justa medida para todo.

Solemos llenar el neceser de lápices de labios y de ojos, colorete e indecentes cantidades de sombras de ojos cuando al final solo usamos lo justo y necesario. Y al llenar el necesser incrementa con ello el excesivo peso de nuestra maleta.

Lo ideal a la hora de planificar nuestro necesser, es fundamental que tengamos en cuenta en qué va a consistir nuestro viaje y qué es lo que realmente necesitamos. Lógicamente no es lo mismo viajar con la intención de descansar y dedicarse a conocer la ciudad caminando, que ir de viaje de negocios o a numerosos acontecimientos sociales.

Si nuestro viaje consiste en el primero de esos supuestos, debemos de ser conscientes que el maquillaje que llevemos deberá ser el mínimo y fundamental que usaremos. Deberemos meter un par de lápices de ojos, un colorete, un par de barras de labios, un par de sombras de ojos, rimmel, nuestra crema habitual en formato mini y nuestro producto desmaquillante. Con estos productos y aunque pueda parecer poca cantidad, lo cierto es que aún así, es más que probable que nos sobre alguno de ellos.

Debemos hacer una buena selección siendo realistas y pensando en cuáles serán las ocasiones que tendremos de usar dichos productos. De lo contrario corremos el riesgo de ocupar espacio a lo tonto. Espacio que podríamos usar para traer a la vuelta ropa o souvenirs que compremos durante nuestro viaje.

Comentarios

No hay mas respuestas