Dulces, los enemigos de la piel

Publicado el 18 diciembre 2012
Archivado en General | Salir del comentario

La salud de la piel depende en gran medida de nuestra dieta, la cual al ser rica en alimentos antioxidantes brindará una mejor textura y lozanía al órgano más grande del cuerpo humano, estimulando la producción de colágeno que se encargará de mantener la elasticidad de la misma, alejando las arrugas o el envejecimiento prematuro.

A diferencia de una dieta basada en alimentos poco saludables, ricos en grasas y azucares que producen un efecto contrario sobre la salud de la piel, ya que la dañan, en particular los dulces son un tipo de alimento que se debe limitar o evitar, debido a que el azúcar reduce la producción de colágeno y como dijimos anteriormente esta sustancia se encarga de mantener la flexibilidad de la piel, controlando la formación de arrugas.

La mayoría de los dulces atacan al colágeno y cuando este se ve reducido aumenta el riesgo a padecer daño solar, con sus efectos perjudiciales sobre la salud dérmica y general.

Reducir el consumo de azúcar en nuestra dieta diaria nos ayudará a mejorar el aspecto y la salud de la piel. Entre las opciones más recomendables y saludables para reemplazar el azúcar se encuentra un endulzante natural conocido con el nombre deStevia”, un sustituto del azúcar, que no tiene efectos secundarios y no desequilibra los niveles de glucosa en sangre (diabetes), así como también no afecta al colágeno, protegiendo la salud de la piel.

Al igual que el azúcar disminuye la salud de su piel, comer ciertos alimentos pueden promover su salud, lo que se traducirá en una piel más joven, estos son los alimentos ricos en antioxidantes naturales, como las frutas y verduras, en particular las de hoja verde oscuro o frutos de color rojo, amarillo y anaranjado, debido a que estos parámetros referidos al color determinan su riqueza antioxidante y ésta favorece la producción de colágeno en el organismo.

Comentarios

No hay mas respuestas