Divorcio, perdida del sueño y enfermedad

Publicado el 14 enero 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

15

Las personas después de atravesar por un divorcio, deben sobrevivir a su trauma y por lo general la pérdida del sueño es un factor común que puede traer aparejados distintos problemas de salud, los cuales podrían ir desde un incremento de la presión arterial, hasta la muerte prematura, dicen los especialistas.

Una nueva investigación llevada a cabo en la Universidad de Arizona, descubrió que a pesar de la pérdida normal del sueño durante los primeros meses después de una separación que se pueden tomar como un proceso de ajuste, en el caso de prevalecer por un período más largo, podría derivar en depresión y posteriores problemas de salud.

Los investigadores dicen que se encontraron cambios en la presión arterial en reposo, que se asociaron con problemas de sueño 3 meses antes de la separación y después de 10 o menos semanas se produjo un efecto acumulativo, con sus implicancias negativas para la salud general.

Cuando las personas ya padecen de hipertensión, este desequilibrio motivado por los problemas de sueño, mostraron una elevación extra de seis unidades en la presión arterial sistólica, que se traduce en el número de la presión arterial superior y mide la presión en las arterias cuando el corazón late; en cambio la diastólica que es el número inferior, mide la presión en las arterias entre latidos, considerándose como presión arterial normal la medida de 120/80 aproximadamente.

Los especialistas recomiendan a las personas que tienen dificultades persistentes para dormir después de un divorcio, que busquen terapia cognitiva-conductual, debiendo hacer ajustes en el horario diario que promueven el sueño sano o busquen nuevas técnicas de relajación antes de acostarse, como la meditación, el chi kung o el tai chi.

Comentarios

No hay mas respuestas