Dispositivos cardiacos en riesgo, por uso de telefonia inteligente

Publicado el 25 junio 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

15

Cuando se tiene un dispositivo cardíaco, por ejemplo un marcapasos, es muy importante saber que los celulares o teléfonos inteligentes, deben mantenerse a una distancia prudencial, ya que pueden interactuar, dicen los especialistas.

En el caso puntual de los marcapasos, estos pueden ser interferidos electromagnéticamente por los teléfonos inteligentes, generando señales erróneas cardiacas, y pudiendo llegar a detener brevemente su funcionamiento, dijeron los investigadores del Centro del Corazón alemán, en Munich.

Esta situación de interacción tecnológica se traduce en una pausa en el ritmo cardíaco del paciente que depende de la estimulación y puede derivar por lo tanto en un síncope. En el caso de los desfibriladores automáticos implantables, los teléfonos inteligentes pueden imitar una señal externa que amenaza la vida generando taqui-arritmias ventriculares.

La FDA norteamericana recomienda mantener una distancia de seguridad de 15 a 20 cm entre los marcapasos y los teléfonos móviles, así como también lo hacen los fabricantes. Un estudio reciente evaluó si la distancia de seguridad recomendada seguía siendo relevante con los smartphones, redes y dispositivos cardiacos.

Los resultados obtenidos sobre 308 pacientes de los cuales 147 eran portadores de marcapasos y 161 de los DCI, incluyendo 65 con CRT, se sometieron a la influencia del campo electromagnético de tres smartphones comunes que se colocaron sobre la piel directamente sobre el dispositivo cardíaco y se realizaron electrocardiogramas (ECG) de forma continua y controlada para evaluar la interferencia.

Uno de cada 308 pacientes (0,3 por ciento) se vio afectada por el campo electromagnético causado por los teléfonos inteligentes. La interferencia entre los teléfonos inteligentes y dispositivos cardiacos puede ocurrir, por lo que las recomendaciones actuales sobre mantener una distancia de seguridad deben ser respetadas, concluyeron los investigadores

Comentarios

No hay mas respuestas