Dieta Mediterranea, patrimonio de la humanidad

Publicado el 14 diciembre 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

11

La dieta mediterránea ha sido declarada por la UNESCO, “Patrimonio de la humanidad”, por lo tanto nos brinda una referencia para tener muy en cuenta a la hora de elegir una dieta, o un cambio de hábitos saludable, conozcamos porque esta dieta, es considerada como una de las más completas y sanas de mundo.

Se han realizado una gran cantidad de estudios sobre los efectos saludables que brinda la dieta mediterránea, destacando entre ellos los efectos positivos sobre la salud cardiaca, condición avalada por la Asociación Americana del Corazón, que la ha adoptado como ideal para prevenir y tratar la patologías relacionadas, además de considerarla como la mejor para la salud humana. Un estudio europeo determino que 16 países de la costa mediterránea consumidores de esta dieta mostraron los nivele más bajos de patologías cardiacas, comparados con el resto de los países europeos.

La dieta mediterránea se basa en el consumo de pescado, vegetales y granos enteros, utilizando como principal aderezo el aceite de oliva y además; el consumo de uno o dos de vino tinto al día, que suma su enorme cantidad de propiedades saludables a esta dieta natural y completa en nutrientes.

Los nutricionistas la ubican en la cima de la pirámide dietaría, como referencia a la mejor dieta o la más equilibrada a nivel nutricional, pero además con efectos protectores de la salud en sus distintos niveles.

El aceite de oliva es un complementos muy especial de la dieta mediterránea, que sustituye el consumo de mantequillas o margarinas, ricas en grasas saturadas o tras, grasas nocivas para la salud general y en particular la cardíaca. Las grasas contenidas en el aceite de oliva son las del tipo mono-insaturadas, consideradas como las grasas buenas para la salud.

El pescado rico en ácidos grasos omega 3, es otro de los factores muy saludables de la dieta, ya que en la actualidad se le atribuyen innumerables propiedades saludables tanto a nivel cardíaco, circulatorio como cerebral.

En resumen adoptar esta dieta saludable junto con un programa regular de ejercicios, es la mejor opción para mantenerse saludable y activo, algo que avala también la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Comentarios

No hay mas respuestas