Dieta, hipertensión y hombres de 40

Publicado el 20 junio 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

La hipertensión es también conocida como el “asesino silencioso”, porque no presenta síntomas hasta que se manifiesta y su implicación puede poner en riesgo la vida, particularmente a partir de los 40 años y en el caso de los hombres se pueden considerar hoy como un factor común.

La presión arterial alta es una condición médica común que puede no causar síntoma en las primeras etapas, pero puede dar lugar a complicaciones graves, como enfermedades del corazón, insuficiencia renal, derrame cerebral e incluso la pérdida de la visión. Los hombres se ven afectados por esta enfermedad a edades más tempranas que las mujeres, por ello los médicos aconsejan que se debe ser consciente de la presión arterial y comprobarla con regularidad, ya que como regla general la mayoría de las personas con hipertensión no son conscientes de que la padecen.

Los factores de riesgo que pueden originar este desequilibrio de la presión son por lo general los malos hábitos alimenticios, falta de actividad, aumento de peso y el tabaquismo, por lo cual la Universidad de Maryland recomienda cambios a una dieta sana como un primer paso para el mantenimiento de niveles normales de presión arterial, particularmente en los hombres a partir de los 40.

Una dieta muy difundida a nivel mundial para tratar la hipertensión es la dieta DASH, especialmente indicada para los hombres de 40 años y otros grupos de alto riesgo, la cual incluye una combinación de alimentos nutritivos para equilibrar la presión arterial, los niveles de colesterol y pérdida de peso corporal. También la dieta tiene bajos niveles de sodio, por ello recomienda el uso de hierbas frescas y secas, especias y limón para sazonar los alimentos en su lugar.

La Universidad de Maryland informa que los individuos con presión arterial alta o que están en un grupo de alto riesgo, como el sexo masculino a los 40 años, diabéticos, personas con sobrepeso o de grupos étnicos de color, que deben reducir su consumo de sal a aproximadamente 1,5 gramos por día, siendo muy importante evitar los alimentos procesados, envasados y enlatados, ya que contienen altas cantidades de sodio.

Comentarios

No hay mas respuestas