Diario de una Princesa

Publicado el 4 Agosto 2010
Archivado en Mª Carolina | 1 comentario

“Ana” y “mia” se han convertido en las nuevas amigas de moda de la juventud actual. Así son llamadas entre las “princesas” la anorexia y la bulimia. Cada día más, el género masculino se está sumando a esta carrera por la belleza, multitud de thinspo invanden los blogs de chicos y chicas, imágenes de actrices, cantantes y modelos con un evidente desorden alimenticio son su inspiración de delgadez.

Estos grupos de jóvenes usan su lenguaje propio, sus pseudónimos, llevan a cabo peligrosas carreras (de peso), intercambian tips para adelgazar rápido y buscan personas como ellas para no sentirse solas.

Sufren trastornos del sueño, se desmayan, se les cae el cabello, caen en depresiones, y en otras enfermedades derivadas de los desórdenes alimenticios que sufren sus cuerpos. Se recluyen en sus casas y se autodestruyen con cada bocado que toman. A pesar de ello, continúan buscando su perfección, la que supuestamente les hace felices, pero que por desgracia nunca llega, es inalcanzable e infinita, nunca serán lo suficientemente bellas ni delgadas como para detener esa carrera que han iniciado.

Ellas, “ana” y “mia”, son sus únicas amigas. Princesas frágiles con un autoestima destruida que con solo un pequeño empujón, una influencia positiva externa puede ayudarlas a superarlo, a mostrarlas que comer no es malo, que su cuerpo es bonito y que si necesitan adelgazar existen otros métodos que no afecten a su salud.

La anorexia es lo primero que se suele conocer al ser una wannabe (o principiante). Cuando no se consigue el efecto deseado acuden a la bulimia, después de los atracones o de una simple comida se provocan el vómito como castigo por lo que han hecho y para que no les engorde lo ingerido. La bulimia es más temida por todas porque no se atreven a ello y resulta más dolorosa.

El máximo extremo que se puede experimentar ante un caso límite de bulimia o anorexia o ambas a la vez son castigos y autolesiones. Todas esperan una salvación que las pueda sacar del profundo y oscuro pozo en el que llevan muchos años de su vida perdidos. Muchas asociaciones y grupos se dedican a tratar a este tipo de personas ayudándoles en una larga y difícil carrera que puede tener final feliz.

Para más información es recomendable la web de la Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y Bulimia (ADANER) http://www.adaner.org/

Comentarios

Una respuesta para “Diario de una Princesa”

  1. Alberto on Agosto 10th, 2010 10:04

    Me parece un escrito muy completo y lleno de información.
    Desde la sierra de Madrid, un saludo y muchos abrazos para esta periodísta con mucho futuro…

No hay mas respuestas