Desencadenantes de un ataque cardiaco

Publicado el 16 Junio 2014
Archivado en Oscar | Salir del comentario

23

Los científicos explican que un shock repentino, el estrés y el temor pueden desencadenar un ataque cardíaco, pero también encontraron con que varias especies de bacterias que viven como biopelículas en las paredes arteriales, podrían provocarlos.

Las hormonas liberadas durante estos eventos parecen causar biofilms bacterianos en las paredes arteriales, lo que permite la creación de depósitos de placa que luego se rompen en el torrente sanguíneo, según han mostrado los resultados de distintos estudios, dando origen a un ataque cardíaco o derrame cerebral.

Debido a que este tipo de biofilms se encuentra estrechamente ligado a la placa arterial, la dispersión de esta biopelícula podría causar la liberación repentina de la placa arterial que rodea, provocando así un ataque al corazón.

La hipótesis científica se basa en la observación de que a menudo se producen ataques al corazón y derrames cerebrales, después de un evento en el que los niveles elevados de hormonas conocidas como “catecolaminas” son liberadas en la sangre y tejidos, tal como ocurre durante un choque emocional súbito, tensión, esfuerzo repentino o un exceso de ejercicio, dicen los investigadores de la Universidad de Binghamton en los EE.UU.

Los investigadores aislaron y cultivaron especies diferentes de bacterias alojadas en las arterias carótidas enfermas, que habían sido extirpadas de pacientes con aterosclerosis y los resultados mostraron que múltiples especies de bacterias viven como biopelículas en las paredes de cada arteria aterosclerótica.

Los investigadores añadieron norepinefrina, a un nivel que se encuentra en el cuerpo tras el estrés o un esfuerzo, a biopelículas formadas en las paredes interiores del tubo de silicona y por lo menos una especie de bacterias (Pseudomonas aeruginosa) fue capaz de someterse a una respuesta de dispersión motivada por la norepinefrina, una hormona responsable de la respuesta de lucha o huida en humanos (estrés).

Esta investigación sugiere que la gestión de las bacterias dentro de una lesión de la placa arterial puede ser tan importante como la gestión de colesterol, en lo que respecta a un ataque cardiaco.

Comentarios

No hay mas respuestas