Cuando los pies hablan, la salud escucha

Publicado el 10 Septiembre 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

11

Según los expertos, el estado de nuestros pies nos brinda indicios de posibles problemas de salud, que podrían prevenirse, por ello conocer sus mensajes se pueden traducir en salud y bienestar.

Cambios notables en nuestros pies son indicadores de problemas de salud más amplios, explican los especialistas en podología, aquí les brindamos algunos de ellos y sus relaciones con la salud, a saber;

Un dedo gordo agrandado; este síntoma puede indicar la presencia de gota, una patología que se traduce en la acumulación de cristales de ácido úrico en el dedo gordo que provocan en el tiempo inflamación y dolor. Esto puede ser causado por medicamentos, sobrepeso o una dieta alta en proteínas, pero también puede tener un origen genético. La primera señal se presenta con dolor, enrojecimiento e hinchazón.

En estos casos se recomienda un consulta al médico, quien seguro cambiara su dieta a una baja en proteínas, recomendará beber mucha agua y perder peso según el caso, además del tratamiento medicamentoso adecuado.

-Pies fríos; esta es una señal que puede representar un desorden hormonal o hipotiroidismo, condición en la cual la glándula tiroides funciona con dificultad o hipo actividad. Los pies fríos también pueden ser causa de la enfermedad de Raynaud, patología que se caracteriza por la sensibilidad de los vasos sanguíneos en los dedos de los pies a la temperatura, el estrés, el tabaco y los medicamentos, tendiendo en estos casos a contraerse y reducir el flujo sanguíneo y haciendo que se vean blancos.

-Entumecimiento o ulceras; situación característica en las personas que padecen de diabetes, esta condición va acompañada de una pérdida de sensibilidad en los pies y la manifestación de úlceras rojas que no sanan, pista que indica la presencia de diabetes tipo 2 no diagnosticada. En el inicio se hace persistente una sensación de hormigueo, ardor y entumecimiento en los dedos de los pies, signo que puede indicar un daño en los nervios periféricos, asociado con esta patología que desequilibra los niveles de azúcar orgánicos y que requiere de supervisión médica permanente.

Comentarios

No hay mas respuestas