Consejos saludables; estrés y adolescencia

Publicado el 8 mayo 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

La adolescencia es una etapa en la vida caracterizada por una serie de altibajos emocionales constantes, así por ejemplo la presión de grupo, la aprobación del padre, los estudios de la escuela y los deportes, en su conjunto son factores determinantes de estrés en los adolescentes.

Los adolescentes no pueden expresar sus sentimientos con la misma facilidad que los adultos, por lo cual poder identificar las señales en un hijo que atraviese por esta etapa de la vida, es fundamental para todo padre, ya que es la única forma de comenzar a enfrentar el problema y no dejar que derive en condiciones graves de salud psicofísica.

Estos son algunos consejos simples para detectar el estrés en los adolescentes;

-Evaluar la carga de trabajo tanto en lo académico como fuera de la escuela, es el primer paso para determinar el desarrollo de estrés, ya que podría ser que el adolescente se encuentre asumiendo demasiadas clases académicas difíciles o desafiantes, junto con las actividades extraescolares y se vea superado, además las prácticas deportivas agotadoras que ocupan la mayor parte de su tiempo libre pueden interferir fácilmente con su trabajo escolar y la vida social, añadiendo estrés que puede desencadenar condiciones tales como dificultad de concentración y comportamiento preocupante.

-Hablar sobre la vida del día a día con su hijo es primordial, ya que si le es difícil sentarse y hablar con él, esta situación puede ayudar a identificar signos de estrés. Tener una discusión abierta y relajada puede estimular a una apertura de sus sentimientos, lo cual descomprimirá presiones y le ayudara a dominar o eliminar el estrés.

-Si el adolescente se encuentre a travesando por conflictos entre compañeros, amigos y familiares, comenzando a retirarse de ciertas personas o participar en sus actividades habituales, también es una señal de que el estrés lo domine.

-Busque señales de estrés y depresión en signos sutiles que podrían pasar inadvertidos con facilidad, tales como un cambio en los hábitos alimenticios, un patrón de sueño inusual, irritabilidad, baja autoestima, la conducta imprudente, violencia, sentimientos de culpa, ira, ansiedad, sentimientos de desesperanza y hablar de suicidarse o hacerse daño a sí mismo.

Para tener en cuenta; recuerde identificar el problema es primer paso para solucionarlo o prevenirlo.

Comentarios

No hay mas respuestas