Consejos naturales para blanquear los dientes

Publicado el 20 enero 2014
Archivado en Oscar | Salir del comentario

05

La estética dental es una de la preocupaciones naturales de la época, ya que interviene en gran medida sobre las relaciones sociales y el color de nuestros dientes se traduce en una verdadera carta de presentación, por ello es motivo de gran preocupación, sin embargo recursos naturales, puede ayudarnos a conseguir una sonrisa brillante y económica.

Tanto el bicarbonato de sodio como el peróxido de hidrogeno son dos productos utilizados para blanqueamiento dental de larga tradición, por ello su combinación a modo de pasta suele dar resultados excelentes a la hora de blanquear nuestra sonrisa, representando por lo tanto dos alternativas naturales para la resolución de este problema estético tan común.

Para obtener esta pasta natural solo se debe verter una cucharada de bicarbonato de sodio en una taza pequeña y luego añadirle peróxido de hidrógeno suficiente para hacer una pasta que deberá tener una consistencia similar a la pasta dental.

Prevenir es mejor que curar

La prevención se traduce en la esencia de una buena salud, por lo cual en lo que respecta al color de nuestros dientes debemos por sobre todo saber que sustancias los pueden manchar o perjudicar, así como también no dejar de lado acciones tan simples como enjuagar nuestra boca tan pronto como sea posible después de comer. Entre las sustancias más perjudícales para el color de nuestros dientes encontramos; el café, los refrescos, las golosinas o pastillas de colores, la nicotina del tabaco y otros agentes de tinción con acción persistente en la boca.

Alimentos que blanquean los dientes

La adición de ciertos alimentos a nuestra dieta puede traducirse en una herramienta eficaz a la hora de blanquear los dientes naturalmente, así por ejemplo las fresas, las manzanas, el apio y el perejil, estos últimos gracias a su riqueza en clorofila, producen el efecto blanqueador. Se debe tener en cuenta que los alimentos ácidos pueden perjudicar el esmalte dental y por ello después de consumirlos, lo recomendable es hacer un enjuague con una solución de bicarbonato que produce un efecto antiácido natural.

Comentarios

No hay mas respuestas