Cómo escoger los pendientes perfectos

Publicado el 12 Septiembre 2011
Archivado en Silvia | Salir del comentario

Uno de los complementos que más nos ayudan a lucir un aspecto impecable y nos aportan un extra de distinción y belleza son los pendientes. Sin embargo y aunque no lo creamos, no todos los estilos van con nosotras y mucho menos nos sientan todo lo bien que deberían. Y es que el tipo de rostro que poseemos cuenta con pendientes que nos van como anillo al dedo y otros que deberíamos de desterrar de nuestra imagen. Por ello y porque no todo el mundo se para a pensar en ello te damos algunas claves para que aciertes siempre con ellos sea cuál sea tu tipo de cara.

Rostro redondo: los pendientes alargados, especialmente aquellos con forma de gota son los que mejor te sentarán ya que lograrán afinar el óvalo de la cara. Deberás olvidarte de los pendientes con forma de botón ya que por el contrario acentuarán precisamente la redondez que quieres disimular. Tampoco son recomendables aquellos demasiado pequeños, los pendientes de aro y los redondos.

Rostro ovalado: Este tipo de rostro es el más afortunado ya que cualquier tipo de pendiente le es favorecedor. Puedes optar por el que más te guste, desde los pendientes de estilo más clásico a algo más moderno teniendo siempre en cuenta que los aros, independientemente de su tamaño son quizá los más favorecedores de todos.

Rostro cuadrado: los pendientes pequeños y con forma de botón serán los que más acordes irán contigo. Debes tener en cuenta siempre que los redondos, ovalados y con brillantes están hechos para embellecer tus atributos.

Rostro triangular: Este tipo de cara junto con la ovalada son de las más afortunadas en cuanto a pendientes se refiere. Debes de tener ser consciente de que si son acordes a tus facciones entonces la elección habrá sido la adecuada.

Comentarios

No hay mas respuestas