Bronceador natural a base de zanahoria

Publicado el 7 abril 2011
Archivado en Silvia | Salir del comentario

La zanahoria es conocida mundialmente por sus impresionantes propiedades bronceadoras. Es rica en caroteno y vitamina A, potenciadores del moreno natural desde el propio interior del organismo. Por ello, como ya podemos disfrutar de los primeros días de sol intenso, es fundamental que empieces a cuidar tu piel si quieres lucirla bonita esta primavera y verano y sobre todo, que no hagas tonterías y la protejas de verdad. Uno de tus aliados en este sentido es la zanahoria, pero no por ello debes olvidarte de los protectores solares tradicionales. Si quieres que tu bronceado luzca bonito y homogéneo, deberás tomar un mes antes de que inicies a tomar el sol, un zumo diario de zanahoria, de este modo te cuidarás por dentro y se notará en tu exterior. Y por otro lado, puedes comenzar a usar el bronceador natural a base de zanahoria que te proponemos. Realizarlo es muy sencillo y muy económico.

Antes de nada, debes saber que este bronceador no está indicado para personas con piel muy clara y con tendencia a sufrir eritema o alergia al sol. Si estás dentro de este tipo de situaciones deberás descartar el bronceador de zanahoria y recurrir siempre a las cremas con protección solar alta. Lo que si puedes tomar es el zumo de zanahoria, que como te comentamos, a parte de ayudarte a lucir un bronceado más bonito, te ayudará a mantenerlo durante más tiempo.

Para los que podáis usar el bronceador de zanahoria debéis saber que los ingredientes que necesitais son: dos cucharadas soperas de aceite de oliva o germen de trigo, 125 ml de zumo natural de zanahoria y dos cucharadas soperas de limón. Deberéis mezclar los ingredientes y guardarlos en un frasco de vidrio, preferentemente oscuro y guardarlo en un lugar fresco de la casa para que no pierda sus propiedades antes de usarlo. Una vez tengas la mezcla podrás utilizarla, eso sí, antes de aplicarlo en cualquier parte del cuerpo te recomendamos que lo hagas en las manos y una vez en ellas, en el resto de zonas que quieras broncear. Recuerda además, que deberás renovar su aplicación de manera periódica y cada vez que salgas del agua.

Aunque uses este bronceador, una vez tomado el sol deberás mimar tu piel igual que cuando lo haces de la manera tradicional. Deberás usar cremas hidratantes que mantengan tu piel bonita y cuidada, además de bronceada durante más tiempo.

Comentarios

No hay mas respuestas