Beber un refresco diario, incrementaría la posibilidad de problemas cardiacos

Publicado el 18 agosto 2015
Archivado en Oscar | Salir del comentario

22

Según un nuevo estudio asiático, las personas que beben un refresco o bebida gaseosa al día presentan un 20 por ciento de mayor propensión a padecer una enfermedad cardíaca, comparados con aquellos que no los beben.

En el caso de las personas que beben refrescos de dieta a diario presentan un peor panorama, que es de un 61 por ciento de incremento de riesgo a la ruptura de un vaso sanguíneo, lo que se traduce en alarmante particularmente para los niños, que son los consumidores más asiduos a estas bebidas y que además pueden incrementar su peso entre 3 y 5 kilos al año, dando paso a potenciar el problema de la obesidad infantil.

Los especialistas en cardiología del Instituto del Corazón de Asia, preocupados por el incremento del consumo de las bebidas gaseosas entre los niños asiáticos, dicen que se debe tener muy en cuenta que lo que haces a los 10 años de edad, se reflejará en tu corazón cuando llegues a los 40.

La explicación respecto del porque hace peligrosos para la salud a los refrescos, es que tomar a diario representa una ingesta equivalente a consumir entre siete y ocho cucharadas de azúcar refinada a la vez, según un endocrinólogo del Hospital Lilavati en Bandra.

Lo que debemos saber es que los hidratos de carbono simples o azúcares refinados, sólo proporcionan calorías vacías o sea carentes de sustancias nutritivas, simplemente añaden sobrepeso al cuerpo, siendo un hecho muy bien documentado ya, que los refrescos azucarados inducen al colesterol alto, presión arterial alta y la diabetes.

Un estudio realizado recientemente en la Escuela de Harvard de Salud Pública en Boston, ha demostrado que las bebidas azucaradas afectan al corazón de los hombres con mayor intensidad, según un seguimiento llevado a cabo sobre 43.000 hombres por un lapso de 22 años, resultando que aquellos consumidores de bebidas azucaradas a diario presentaron enfermedad coronaria, comparados con los que no bebían refrescos.

Comentarios

No hay mas respuestas