Alimentación para mejorar la actividad sexual

Publicado el 2 Abril 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

Durante siglos diferentes alimentos se han encontrado rodeados de un halo sexual en función de sus propiedades afrodisíacas y muchos en realidad han comprobado su eficacia científicamente, por ello la alimentación representa una aliada de la salud sexual.

Mientras que su actitud mental juega un papel importante a nivel sexual, no hay duda de que los factores circulatorios y cardíacos, deben encontrarse funcionalmente sanos para que se lleve a cabo y ciertos alimentos potencian su salud, la cual va ejercer su efecto positivo sobre el sexo indudablemente.

Por lo tanto una buena circulación sanguínea promueve el buen sexo y para conseguir promover el flujo de sangre a sus regiones sexuales va a mejora las erecciones en los hombres y la lubricación en la mujer, explica los especialista en salud sexual del Instituto Kinsey, aconsejando seguir una dieta saludable para el corazón, la cual va a reducir el colesterol malo o LDL, disminuyendo el riesgo al desarrollo de enfermedades cardiacas provocadas por la acumulación de placa en las paredes de las arterias, promoviendo la mejora de la circulación que derivará en un mejor sexo.

En una dieta saludable para la salud cardiovascular no deben faltar las grasas saludables o sea las del tipo mono y poliinsaturadas, contenidas en los pescados azules como el salmón, la caballa, el atún y las sardinas, ricos en aceites omega-3, el aceite de oliva, paltas, semillas y frutos secos.

Este tipo de aceites saludables pueden reducir la inflamación, así como reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, estando conectados a una mejor función cerebral, además de reducir la depresión, que juega un papel fundamental sobre la salud sexual.

A diferencia de los alimentos ricos en grasas saturadas contenidas en las carnes rojas y su subproductos, que tendrán un efecto negativo en su vida sexual, ya que aumenta el colesterol malo o LDL, contribuyendo a la acumulación de placa y desarrollo de enfermedades cardiovasculares, afectando o dañando a las arterias y por lo tanto al flujo sanguíneo, perjudicando al cerebro, el corazón y a la actividad sexual.

Comentarios

No hay mas respuestas