Adolescentes, aptitud física y sus beneficios a futuro

Publicado el 31 agosto 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

Los años de la adolescencia son claves para el desarrollo físico y mental, ya que determinaran el futuro de su salud general durante el resto de sus vidas, por ello mantenerse en forma durante la adolescencia redundará en beneficios tanto físicos como psicológicos para su futuro.

Según los especialistas de la Clínica Mayo, los hábitos de salud adquiridos durante la adolescencia tienden a durar toda la vida y los estudios han demostrado que el ejercicio es muy beneficioso para la salud general de un adolescente, mientras que a la vez le brinda un imagen corporal positiva.

Hay varios beneficios para la salud asociados con la actividad física durante la adolescencia, por ello la condición física debe ser un componente clave en la vida de un adolescente, debido a que el ejercicio puede ayudar a fortalecer los huesos, músculos y articulaciones, manteniendo la salud general. Además el ejercicio también ayuda en esta etapa de la vida a controlar su peso mediante la construcción de masa muscular junta la quema grasa, situación que lo aleja de la obesidad o las ansiedades patógenas.

Otro de los beneficios de la aptitud física es que se puede reducir la presión arterial en los adolescentes que sufren de hipertensión, pero además un estudio europeo que aparece en la edición de las “Actas de la Academia Nacional de Ciencias“, encontró una correlación directa entre el nivel de un adolescente de la aptitud física y su coeficiente intelectual.

Los investigadores examinaron los datos de 1,2 millones de jóvenes nacidos en Suecia entre 1950 y 1976 que recibieron evaluaciones físicas y de inteligencia cuando se alistaron en el ejército, llegando a la conclusión de que; estar en buena forma física a los 18 años se encuentra íntimamente vinculado a tener un coeficiente intelectual más alto y aumenta la probabilidad de que los logros educativos y profesionales en la edad adulta.

Comentarios

No hay mas respuestas