Acupuntura: pinchazos saludables

Publicado el 18 Noviembre 2012
Archivado en General | Salir del comentario

Muchas veces las personas acuden a una alternativa que les ayude a combatir el dolor y las enfermedades, pero lo que no saben, es que existen medicinas alternativas a las píldoras y sustancias químicas creadas por el hombre. La acupuntura es un método terapéutico muy importante proveniente de la edad de piedra y basado en el uso de piedras afiladas, espinas y otros instrumentos para aliviar el dolor y las enfermedades.

La acupuntura actual consiste en la inserción de agujas en el cuerpo, con el fin de movilizar la energía que haya desestabilizada para lograr así corregir los problemas que el paciente esté teniendo. Usualmente, esta técnica oriental sirve para tratar diferentes padecimientos como artritis, dolores de cabeza, de espalda y asma. El mecanismo actúa a través de estimulación en los puntos de acupuntura. Estimula y reorganiza el sistema nervioso, activando la energía oculta de nuestro sistema. En la antigua china los puntos de acupuntura fueron clasificados en 14 grupos separados, estos puntos se unen mediante meridianos, que son los caminos naturales por donde circula la energía del cuerpo. En la acupuntura es necesario palpar siguiendo la línea de los meridianos sospechosos de desequilibrio, sin llegar a provocar dolor en zonas normales.

Si usted está atravesando un camino de estrés, puede acudir a un médico especializado en acupuntura, ya que gracias a este novedoso tratamiento, se pueden conseguir efectos analgésicos y sedantes, que ayudan de gran manera a aplacar la ansiedad del paciente. En casos de personas depresivas o víctimas de algún desorden mental por culpa de la ansiedad, el uso de la acupuntura puede ser muy beneficioso debido a que en la medicina occidental se usan fármacos agresivos repletos de efectos negativos en nuestro organismo y con muchas contra indicaciones. El tratamiento más eficaz para casos de ansiedad es combinar las sesiones de acupuntura con diversos ejercicios de respiración y una dieta sana, ajustando así los desórdenes del organismo y equilibrando los puntos energéticos, dando como resultado un ser sano y equilibrado, capaz de relacionarse mejor con su entorno y de realizar cualquier tipo de actividad cotidiana con total normalidad.

Comentarios

No hay mas respuestas