2 Vitaminas para la longevidad

Publicado el 29 junio 2013
Archivado en Oscar | Salir del comentario

La longevidad es la meta de todo ser humano, pero por sobre todo esta debe ir acompañada de la mejor calidad de vida posible, lo que se traduce en un óptimo estado psicofísico y para alcanzarlo la nutrición juega el papel más preponderante y las vitaminas forman parte fundamental en el proceso.

Aquí les brindamos 2 vitaminas esenciales para alcanzar la longevidad, ellas son;

Vitamina A

La vitamina A ayuda a la regeneración celular manteniendo la salud de los tejidos particularmente la piel y su deficiencia puede provocar un retraso en la cicatrización de las heridas, así como la aparición y empeoramiento de las arrugas. Entre otras funciones de la vitamina A se encuentra su poder antioxidante que estimula el sistema inmune fortaleciéndolo.

Las mejores fuentes de vitamina A son; la leche fortificada, el hígado (pollo, carne de res), los vegetales de hojas verdes oscuro, las frutas anaranjadas y amarillas, como los albaricoques, melón, calabaza, batata y zanahoria. La vitamina A se puede almacenar en la grasa corporal, por lo que altas dosis de suplementos no son recomendables, ya que pueden causar efectos secundarios tales como dolor en las articulaciones, dolor de cabeza, diarrea, fatiga y vómitos.

Vitamina D

La vitamina D trabaja con el calcio para mantener la calidad del hueso y la fuerza, su deficiencia puede provocar huesos frágiles, así como en la boca aumentar el riesgo de fractura de la mandíbula y la enfermedad periodontal, además una deficiencia temprana en la vida puede afectar a la formación de los dientes.

El cuerpo la puede elaborar vitamina D por sí mismo con la exposición a luz solar, cuando nos expones a la luz durante varios minutos, mínimo 15 al día es lo recomendable. La vitamina D se encuentra en; aceites de hígado de pescado, leche fortificada y los productos lácteos, yema de huevo, algunos cereales.

Tomar demasiada vitamina D en forma de suplementos puede conducir a la acumulación de grandes cantidades de calcio en la sangre, orina excesiva y deshidratación.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas